Follow by Email

viernes, 30 de diciembre de 2011

CUIDADO CON LA READMISIÓN IRREGULAR EN CASO DE DESPIDO PUEDE RESULTAR MUY CARA

Despúes de que un despido haya sido declarado improcedente, la empresa cuenta con 5 días para comunicar al Juzgado si desea readmitir al trabajador (recordemos que en caso de recurrir la sentencia, la empresa dispone de esos 5 días para anunciar su voluntad de recurrir en suplicación y 10 días desde que se le entregan los autos para formalizarlo). Pero aquí no queda la obligación de comunicación de la empresa, sino que ésta dispone de 10 días para comunicar al trabajador su reincorporación. Es imprescindible que se haga la comunicación al trabajador (de hecho, recomendamos que se realice simultáneamente, al Juzgado y al trabajador, acompañando copia de esta última al escrito dirigido al Juzgado).

La comunicación al trabajador ha de ser fehaciente y la empresa debe informar al trabajador que dispone de 3 días para incorporarse. Si el trabajador no se reincorpora, puesde considerarse un abandono del puesto de trabajo y por tanto ser causa de despido, descartando, eso sí, que esa falta de reincorporación no esté justificada (véase una baja por incapacidad temporal).

Cuando el trabajador se reincorpora, la empresa debe reponerle en las mismas condiciones laborales que tenía el trabajador antes de ser despedido y abonarle los salarios de tramitación dejados de percibir. Sin embargo, ambos incumplimientos tienen diferente tratamiento con diferentes efectos:

a) Si la empresa no abona los salarios de tramitación, la reincorporación del trabajador NO se considera irregular, sino que éste ostenta frente a la empresa un crédito cuyo pago puede reclamar a través de una demanda de reclamación de cantidad o, caso de otros incumplimientos por parte de la empresa, a través de una demanda de resolución de la relación laboral por incumplimiento grave y reiterado de la empresa.

b) Si la empresa no restituye al trabajador en las mismas condiciones de trabajo, SÍ se considera una readmisión irregular y el trabajador dispone de 3 meses para interponer el correspondiente INCIDENTE DE READMISIÓN IRREGULAR.

Por otro lado, NO siempre la empresa puede optar por readmitir al trabajador en su puesto de trabajo. Veamos algunos supuestos:

1) Cuando la empresa reconoce la improcedencia del despido depositando la indemnización en el Juzgado. En este caso, es clara e inequívoca la voluntad extintiva de la empresa de romper con el vínculo contractual laboral.

2) Cuando el puesto de trabajo afectado ha desaparecido. En este caso, si la empresa no puede reubicar en otro puesto al trabajador con mantenimiento de su nivel salarial, está abocada a optar por la indemnización.

3) Cuando el trabajador prestaba en exclusividad servicios para una tercera empresa (el caso de las subcontratistas). En este caso, al igual que el anterior, sólo cabe la indemnización al trabajador.

Es importante aclarar también que no tiene lugar una readmisión irregular, cuando, en caso de despido nulo, el trabajador es readmitido con la finalidad de subsanar un defecto formal y a continuación es nuevamente despedido.

¿Qué sucede si la readmisión es irregular?. En estos casos, el trabajador dispone de 20 días hábiles para formalizar un INCIDENTE de readmisión irregular. Las consecuencias del mismo son:

1) Queda extinguida la relación laboral.
2)  La empresa vendrá obligada al abono de la indemnización de 45 días por año computado desde la fecha del contrato hasta la fecha de notificación del Auto; es decir, que la fecha de efectos del despido no es la fecha del primer despido, sino la fecha en que se declara extinguida la relación laboral.
3) El abono de los salarios de tramitación hasta la fecha de notificación del Auto que declara extinguida la relación laboral.
4) El abono de una indemnización adicional de 15 días por año para resarcir los perjuicios ocasionados por la readmisión irregular.

Consecuentemente, el principal perjuicio para la empresa está en que el cómputo del tiempo de servicios es hasta la fecha del auto, tanto para el cálculo de la indemnización, cuanto para los Salarios dejados de percibir (TSJ Galicia 20/10/03, rec. 4347/03; TSJ Castilla la Mancha 31/10/06, rec. 842/06).

JURISPRUDENCIA DE INTERÉS: STS 02/11/89; TSJ Valencia 13/06/96; TSJ Granada 21/01/03; TSJ Aragón 13/09/99).

1 comentario:

  1. Con la nueva Reforma Laboral del año 2012, cuando el despido es declarado improcedente, ya no operan los salarios de tramitación, sino que la empresa estará obligada a su pago únicamente si el despido es declarado nulo. Sin embargo, mucho cuidado con la opción del despido improcedente, ya que si se opta por la readmisión, también cabe el abono de los salarios de tramitación. Consecuentemente, mucho cuidado con el plazo de 5 días después de la Sentencia de despido para optar por la indemnización y la readmisión, ya que en caso de que no se diga nada, en caso de silencio por parte de la empresa, se entiende por defecto que opera la readmisión del trabajador. La misma consecuencia puede tener lugar si la empresa comunica al trabajador que opta por la indemnización transcurrido el plazo de los 5 días hábiles siguientes desde la notificación de la sentencia.

    ResponderEliminar