Follow by Email

domingo, 6 de mayo de 2012

FLEXIBILIDAD LABORAL: VENTAJAS PARA LA EMPRESA

Desde la aprobación de la Reforma Laboral , en este año 2012, las empresas gozan de más discrecionalidad en la organización y dirección de su compañía, no siendo tan dependientes de lo que establezcan los Convenios Colectivos de turno.

Bien utilizadas, estas facultades servirán para hacer las empresas más competitivas, más productivas y, sobre todo, más pacíficas de cara a ciertos conflictos laborales con sus trabajadores que, antes de la reforma, estaban encorsetados en una dialéctica entre unos y otros sobre sus derechos y obligaciones, sus privilegios y responsabilidades.

Flexibilidad en la jornada: En ocasiones una empresa tiene más trabajo en determinados meses o épocas del año. Llegado ese momento, se veía obligada a adaptar los horarios de sus trabajadores exigiéndoles que hiceran unas horas extras que o bien no estaban dispuestos a pagar o bien, los trabajadores, no estaban dispuestos a hacer por inconveniencia.

Pues bien, ahora las empresas pueden distribuir de forma irregular a lo largo del año el 5% de la jornada de trabajo de sus empleados aunque el Convenio no lo prevea. De esta manera, si usted es empresa puede obligar a sus trabajadores a que trabajen una hora más cada día, por ejemplo, durante un cuatrimestre, reduciendo las horas durante el resto del año, para el caso de su negocio sea estacional, sin que dichas horas impliquen la consideración de horas extras y, por supuesto, sin que se rebase la jornada anual, respetando en todo caso los tiempos máximos de trabajo y de descanso entre jornadas.

Además, todos los trabajadores con contrato a tiempo parcial (sin distinción de fijos o temporales) podrán realizar horas extras en la proporción que corresponda a la jornada contratada. No hay que confundir estar horas extras permitidas por la reforma laboral, con las horas complementarias (aquellas pactadas para los contratos parciales indefinidos y que tenían un límite entre el 15% y el 60% de la jornada), pero, en todo caso, sí hay que tomar en consideración que la sima de las horas ordinarias, las extraordinarias y las complementarias nunca pueden superar la jornada anual a tiempo completo fijada en el Convenio.

Flexibilidad en las funciones: Cuántos casos conocemos en los que empresa y trabajador se han visto enfrentados porque la empresa le exige al trabajador que realice unas funciones que éste considera no son propias de su categoría. Pues bien, con la reforma laboral, se suprimen las categorías profesionales, lo que le da a la empresa mayor flexibilidad a la hora de definir las funciones de sus trabajadores y de cambiarlas dentro del mismo grupo profesional.

Un grupo profesional se refiere a las aptitudes generales del trabajador y la categoría, a las especialidades dentro del mismo grupo. Hasta ahora, era necesario que existiesen razones técnicas y organizativas que justificasen que un trabajador desarrollara funciones por debajo de su categoría. En cambio, cuando las funciones eran superiores y duraban más de 6 meses en 1 año o bien 8 meses en 2 años, el trabajador, a su favor, tenía derecho a reclamar esa categoría superior como si se tratara de un ascenso obligatorio.

Ahora, la empresa puede pedir a un trabajador, sin necesidad de que existan razones técnicas y organizativas, que realice funciones de otra categoría, ya sea superior o inferior, siempre y cuando se mantenga dentro del mismo grupo profesional, quedando reservado el derecho al ascenso sólo en los supuestos de cambio de tareas propias de otro grupo profesional superior.




No hay comentarios:

Publicar un comentario